Anuncio 1:

Salchichas envueltas con bacón o tocino (Serranitos)

La receta de cocina sobre la cual os voy a escribir hoy, es una receta muy sencilla y barata de hacer, aunque no es muy sana que digamos… esta sencilla receta tiene un sabor muy bueno, aunque es uno de esos entrantes que por su nivel calórico es mejor tomárselo como caprichito una vez a las mil, vamos que si queremos conservar la salud, mejor que no lo preparéis todos los días, pero como dice el dicho, “Una vez al año no hace daño”.

Esta receta es muy famosa en mi familia, y hace muchos años cuando veraneábamos en un pueblo de Cuenca llamado Casa Simarro, la hacíamos muchas veces para irnos de picnic a las montañas, se trata de lo que en mi pueblo llamábamos serranitos, que nada tiene que ver con los serranitos de Andalucía, que son otra fantástica receta de un bocadillo, como podéis ver mi pueblo al igual que otros pueblos de España, son de comer fuerte.

Estos serranitos, consisten básicamente en un trozo de salchicha o una mini salchicha (que no longaniza), envuelta en bacón y atravesado con palillos, para evitar que se desmonte al freírlos, se puede tomar usando alguna salsa o directamente sola con un poco de sal, de ambas formas está muy buena, aunque mi forma preferida es solo con un poco de sal y con un poco de pan.

Ingredientes para hacer Mini salchichas envueltas con bacón:

  • Salchichas (yo uso las de leche de Campofrío)
  • Bacón (yo uso el de Oscar Mayer)
  • Aceite de oliva o girasol y Sal
  • Palillos


Pasos para hacer Mini salchichas envueltas con bacón:
 
En caso de no haber comprado mini salchichas, cogemos las salchichas normales y las cortamos por la mitad o en tres trozos.
 
Cogemos las lonchas de bacón, y las cortamos en trozos lo suficientemente grandes, como para que puedan envolver completamente, un trozo de salchicha.
 
Ahora cogemos un trozo de bacón y lo enrollamos en un trozo de salchicha, y con un palillo o dos atravesamos la salchicha y el bacón para que quede todo bien sujeto, y así no se desenvuelva al freírlo.
 
En una sartén, ponemos un chorro de aceite (al ser posible de oliva), y una vez esté caliente ponemos los serranitos a freír, lo cual le llevara solo un par de minutos, así que atentos no se queme y cuidado, porque salpica al freírse.
 
Una vez fritos, los ponemos sobre un poco de papel de cocina absorbente, para que quite el aceite y grasa sobrante, una vez realizados todos estos pasos, ya solo queda servir y degustar, buen provecho.

En fin, hasta aquí la famosa receta de Serranitos de mi pueblo, espero que os haya gustado, y que en caso de que al final la hagáis en casa, me contéis vuestra opinión sobre que os ha parecido y cuál ha sido vuestra experiencia, de la misma forma si tenéis cualquier otro comentario no dudéis en escribirlo, y yo en cuanto lo lea os contestare, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.


 

Comentarios  

#2 jmsima 18-12-2014 12:20
Cito a Raquel gutierrez:
Las he probado, son muy ricas, pero, no creo que sirvan para adelgazar. En Todo caso para aumentar de peso y subir los triglicéridos y el colesterol. Son buenos como pasa palos. Eventualmente.


Claro que no son buenas para adelgazar, todo lo contrario, engorda y bastante, esto es para pegarse un capricho a las mil, dicho esto, no entiendo por qué dices que no son buenas para adelgazar, como si yo en el artículo dijera lo contrario….
Citar
#1 Raquel gutierrez 18-12-2014 12:18
Las he probado, son muy ricas, pero, no creo que sirvan para adelgazar. En Todo caso para aumentar de peso y subir los triglicéridos y el colesterol. Son buenos como pasa palos. Eventualmente.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Anuncio 3:

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia.

Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto