3.75 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.75 (4 Votes)

Uno de los platos que hemos hecho siempre como entrante los días señalados de navidad, es el surimi al ajillo, más conocidos también como palitos de cangrejo, aunque estos no son cangrejo de verdad, sino un sucedáneo de este hecho a partir de pescado blanco y otros ingredientes, entre los que perfectamente puede encontrarse el cangrejo, estos palitos de sucedáneo de cangrejo los venden en todos los supermercados y son de origen japonés, se pueden comer directamente del envase debido a que como las salchichas no van crudos, sino que ya están cocidos, pero aun así nos inventamos esta receta en la cual los sofreímos al ajillo, lo que podría decirse que es una fusión de la cocina hispana  con la japonesa.

 


Esta es una receta bastante sencilla de hacer, y dependiendo de cómo compres los ingredientes será más o menos cara, yo por ejemplo compre un paquete de palitos congelados Pescanova, que sale a mitad de precio que si los compras frescos, y en este caso en el cual los vamos a cocinar, no notareis la diferencia ni en textura, ni en sabor y os ahorráis un buen dinero, algo que en las comidas navideñas con lo caras que son se agradece mucho, claro que yo he cogido de la marca Pescanova por su gran relación calidad precio, pero vosotros podéis comprar palitos de cangrejo de la marca que consideréis oportuna .

Las primeras veces que hicimos esta receta en mi casa, cogíamos el surimi antes de cocinarlo lo desmenuzábamos con las manos hasta que los hacíamos tiras, pero se tardaba mucho tiempo en hacerlo, y complicaba mucho la elaboración de este sabroso plato, por lo que cambiamos la forma de hacerlo para ahorrar tiempo, y ahora cortamos los palitos de cangrejo en rodajas de 4 o 5 milímetros de grosor, lo que nos facilita mucho el trabajo, y el resultado es igualmente bueno, sale muy bueno y no se nota nada la diferencia con la forma anterior de prepararlo.

A esta receta siempre le hemos añadido unas guindillas, que luego retiramos, para añadir un poco de picante a la receta, pero si queréis hacer la receta para todos los públicos no es necesario que la pongáis, ya que sin ella el sabor es el mismo pero sin picar, así la podrán comer también niños y gente a la que no le guste el picante, o que tenga cualquier problema de salud por el cual no toleren bien el picante en fin, espero que os guste la receta y que la hagáis en vuestra casa también en los días señalados o cuando vosotros veáis necesario, y para ello os dejo la receta de surimi al ajillo justo a continuación.

Ingredientes para hacer surimi o palitos de cangrejo al ajillo (Receta familiar):

  • 300 Gramos de surimi o palitos de cangrejo
  • 3 Dientes de ajos pelados cortados en laminas
  • 2 Guindillas secas o pimienta negra molida
  • 40 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • Sal


Pasos para hacer surimi o palitos de cangrejo al ajillo (Receta familiar):
 
Lo primero de todo, es coger los palitos de surimi, y en caso de que los hayamos comprado congelados, los tendremos que descongelar, lo cual podemos hacer metiéndolos en unos segundos en el micro, una vez descongelados, los cogemos y los cortamos en pequeñas rodajas de máximo medio centímetro de grosor, tras lo cual los reservamos en un plato.
 
Ahora cogemos los ajos, los pelamos y cortamos en finas rodajas o láminas, las cuales reservamos también.
 
Después, cogemos una sartén, echamos el aceite de oliva virgen extra y lo ponemos a calentar a fuego lento, tras lo cual echamos las láminas de ajo y las guindillas (en caso de que hayamos escogido ponerlas) que habíamos cortado anteriormente, y cuando empiecen a sofreírse, las dejamos freír durante un minuto aproximadamente.
 
Cuando el ajo lleve un minuto sofriéndose,  quitamos las 2 guindillas y echamos en la sartén las rodajas del surimi y la sal, las cuales deben quedar bien esparcidas por el fondo de la sartén y no quedar amontonadas unas encima de otras, ya que sino no se harán todas bien y unas quedaran muy hechas y otras nada, en caso de que en vez de guindillas queramos usar pimienta negra lo echaríamos también justo después del surimi.
 
Ahora lo dejamos sofreír todo junto a fuego lento, dándole la vuelta de vez en cuando con una espátula para que no se queme, hasta que el surimi y el ajo tomen un color dorado, lo que no os llevara más de 4 o 5 minutos, tras esto ya podéis retirarlo y servirlo para degustar, buen provecho.
 
Bueno, espero que os haya gustado esta receta de surimi o palitos de cangrejo al ajillo, y que probéis a hacerla, cualquier duda u opinión siempre es bienvenida así que no dudéis en escribirla a través de un comentario y yo os contestare en cuanto la lea, al igual que me gustaría saber si vosotros la habíais hecho con anterioridad o le habéis dado algún toque especial con otros ingredientes que yo no haya puesto en esta receta. A continuación os dejare unos enlaces de otras recetas que creo que os pueden ser de interés, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.

Gambas al Ajillo

Costillas de cerdo al ajillo

Salmón al ajillo con limón

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar