• banner-cocina.jpg

Surimi o palitos de cangrejo al ajillo - 5.0 out of 5 based on 1 vote
5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Uno de los platos que hemos hecho siempre como entrante los días señalados de navidad, es el surimi más conocidos como palitos de cangrejo, pero no los servimos crudos como guarnición a la ensalada (bueno no están crudos, vienen ya cocidos en realidad) sino que los cocinamos al ajillo.

Surimi O Palitos De Cangrejo Al Ajillo

Esta es una receta bastante sencilla de hacer, y dependiendo de cómo compres los ingredientes será más o menos cara, yo por ejemplo compre un paquete de palitos congelados Pescanova, que sale a mitad de precio que si los compras frescos, y en este caso en el cual los vamos a cocinar, no notareis la diferencia ni en textura ni en sabor y os ahorráis un buen dinero, algo que en las comidas navideñas con lo caras que son se agradece mucho.

Antiguamente en mi casa, cogíamos el surimi antes de cocinarlo y lo hacíamos tiras, pero se tardaba mucho tiempo en hacerlo, la verdad es que era un trabajo de chinos y cambiamos la forma de hacerlo, ahora para ahorrar tiempo cortamos los palitos de cangrejo en rodajas, lo que nos facilita mucho el trabajo, y no se nota mucho la diferencia.

A esta receta siempre le hemos añadido unas guindillas, que luego retiramos, para añadir un poco de picante a la receta, pero si queréis hacer la receta para todos los públicos no es necesario que la pongáis, ya que sin ella el sabor es el mismo pero sin picar, así la podrán comer también niños y gente a la que no le guste el picante, en fin, espero que os guste la receta la cual os dejo a continuación.

Ingredientes para hacer surimi o palitos de cangrejo al ajillo:

  • 500 Gramos de surimi (palitos de cangrejo)
  • 2 Guindillas secas (opcional)
  • 2 Ajos grandes o 3 pequeños
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

Pasos para hacer surimi o palitos de cangrejo al ajillo:
 
Lo primero de todo, es coger los palitos de surimi (los cuales tendremos que haber descongelado con anterioridad) y cortarlos en pequeñas rodajas, tras lo cual los reservamos.
 
Ahora cogemos los ajos, los pelamos y cortamos en finas rodajas, las cuales reservamos también.
 
Después, cogemos una sartén, echamos un chorrito de aceite de oliva y lo ponemos a calentar, pero no pongáis mucho, solo un chorrito, lo justo para que se moje el culo de la sartén.
 
Cuando el aceite este caliente, ponemos las láminas de ajo a sofreír, cuando este casi sofrito añadimos las 2 guindillas y las dejamos sofreír un minuto más o menos y las quitamos de la sartén (sino las quitamos quedara muy picante, y aquel que sin darse cuenta se lo meta en la boca pasara muy mal rato).
 
Ahora, para finalizar añadimos el surimi y la sal, y dejamos freír, removiendo de vez en cuando para que no se queme, después de unos 3 o 5 minutos, cuando veamos que está hecho lo retiramos del fuego, y lo servimos deprisa para que no se enfrié, buen provecho.
 
Bueno, espero que os haya gustado esta receta y que probéis a hacerla, cualquier duda u opinión siempre es bienvenida así que no dudéis en escribirla y os contestare en cuanto la lea, a continuación os dejare un enlace de una receta que creo que os puede ser de interés, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis pronto.

Costillas de cerdo al ajillo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar