• banner-cocina.jpg

Otra vez he vuelto a caer en una receta muy poco sana, llena de grasas saturadas pero que esta de muerte, vamos que solo la recomiendo para el típico capricho que te comes en fin de semana, es perfecto para comer en bocadillo, aunque solo no está nada mal, por lo que si tienes un bar que sirva bocadillos seguro que te viene muy bien.

Y es que el otro día teníamos distintos embutidos que habían traído del pueblo y se nos ocurrió hacer un mix de todos para hacer un revuelto que llevara un poco de todo, al estilo de lo que son los bocatas blanco y negro o blanco y rojo que se sirven en ciertos bares y restaurantes, solo que en vez de pan usamos patata frita.

La verdad es que la foto que he puesto ha quedado un poco desastrada, pero en la receta os daré algunos consejos para que os quede genial tanto de gusto como visualmente, además como podéis apreciar, yo no use huevo en este revuelto, pero podéis utilizarlo si queréis, así que lo pondré como ingrediente opcional, lo importante es que lo probéis de la forma que más os llame la atención, porque así seguro que os gustara. Bueno si queréis aprender a hacer este revuelto tan sencillo y rápido, no dejéis de leer, porque a continuación os dejo todos los ingredientes y pasos para hacerlo posible.

Ingredientes para hacer un Revuelto de patatas con embutido:

  • 2 Patatas medianas
  • 2 Morcillas
  • 2 Chorizos
  • 3 Huevos frescos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra y de girasol

Pasos para hacer un Revuelto de patatas con embutido:
 
Lo primero que debemos hacer es coger las patatas, pelarlas, lavarlas y cortarlas en pequeños cuadraditos, como si fueran para hacer una tortilla, tras lo cual los reservamos.

Una vez tenemos peladas, lavadas y cortadas las patatas, cogemos una sartén, le ponemos aceite de girasol y ponemos las patatas en ella para que se frían.

Mientras las patatas se están friendo en aceite de girasol, cogemos otra sartén distinta y le ponemos aceite de oliva, a ser posible virgen extra y en ella ponemos los chorizos y la morcilla a hacerse.
 
Cuando veamos que la morcilla y los chorizos están hechos, los cuales se harán antes que las patatas, los sacamos de la sartén y los ponemos en un plato, donde cortaremos ambos en rodajas, aunque si la morcilla es de cebolla se romperá como se ve en la foto, una vez los hayamos cortado los devolvemos a la misma sartén donde lo dejaremos de momento con el fuego apagado (si hubiera mucho aceite quitar la mayoría, solo nos hace falta un poco).
 
Cuando veamos que la patatas están hechas y empiezan a dorarse, las sacamos de la sartén, las pasamos por papel de cocina para quitarles el aceite sobrante y a continuación las volvemos a poner en la sartén, pero esta vez en la sartén donde también está el chorizo y la morcilla, tras lo cual encendemos el fuego al mínimo y le echamos la sal.
 
Ahora cogemos los huevos, los cascamos y echamos el contenido en un plato, o vaso y los batimos con un tenedor, cuando los tengamos batido y el aceite de la sartén este caliente, entonces echamos el huevo batido con la patata, la morcilla y el chorizo, y vamos removiendo hasta que el huevo este cuajado a nuestro gusto, después ya solo queda retirar y servir, buen provecho.

Como se puede adivinar, este último paso solo es necesario si queréis añadirle huevo, lo que no es necesario, pero eso va a gusto del consumidor, en fin, espero que os haya gustado la receta, cualquier duda u opinión escribirla a través de un comentario y yo os la contestare en cuanto la lea, a continuación os voy a dejar unos enlaces a otros artículos que creo que pueden ser de vuestro interés, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.

 

Revuelto de setas con chorizo
Revuelto de setas con jamón

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar