• banner-cocina.jpg

Como hacer Salsa Brava casera - 5.0 out of 5 based on 1 vote
5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Dicen que existen tantas recetas de salsa brava, como cocineros hay en el mundo, y la verdad es que a ese dicho no le falta razón, solo hace falta echar un vistazo por internet, y veréis que cada uno hace su receta de salsa brava propia, con su propio toque, y muchas de esas recetas no tienen nada que ver absolutamente entre sí.

Patatas Bravas

Excepto que la mayoría pican, aunque para aquellos que la queráis sin picante también encontrareis varias recetas, en este caso, la receta que yo os voy a mostrar os sirve en ambos casos, ya que sino queréis que pique, basta con que uséis pimentón dulce y no pongáis guindillas, para que esta receta sea para todos los públicos.
 
Mucha gente piensa erróneamente, que la salsa brava es roja y está hecha a base de tomate frito, sim embargo la mayoría de las recetas de salsa brava se hace sin tomate, y su color rojizo o anaranjado se debe al color que le añade el pimentón que le ponemos, que según pongamos más o menos, o sea de una clase o de otra esta cogerá más o menos color.
 
Esta salsa es muy conocida por usarse en las famosas patatas bravas, tal y como podéis comprobar en la misma foto que yo he puesto al principio del artículo, pero también se puede utilizar en carne u otros tipos de alimentos, eso ya va según nuestros gustos, a continuación os dejare toda la información necesaria para que realicéis una salsa brava casera para vuestras patatas y otros alimentos.
 
Ingredientes para hacer salsa brava:

  • 1 Cucharadita de postre de pimentón dulce (o picante según si queréis que pique o no)
  • 2 Guindillas
  • 1 Cucharada sopera de agua
  • 1/2 Cebolla
  • 125 Mililitros de caldo de carne
  • 10 Gramos de harina
  • 3 Cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • Sal

 
Pasos para hacer salsa brava:
 
Lo primero que debemos hacer es prepararnos los ingredientes que vamos a utilizar, así que pelamos las cebollas y el ajo, y cortamos ambos en pequeños trozos, tras lo cual reservamos.
 
Ahora cogemos una sartén, le ponemos las tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y la ponemos al fuego, una vez este el aceite caliente, le añadimos la cebolla, el ajo, la sal y las dos guindillas.
 
Mientras sofreímos las guindillas, el ajo y le cebolla, cogemos un bol y mezclamos la cucharada de agua con la cucharada de pimentón, los cuales removeremos hasta conseguir una pasta uniforme, lo que nos servirá para evitar que se queme el pimentón cuando lo echemos a la sartén.
 
Una vez veamos que la cebolla y el ajo empiezan a dorarse, bajamos la potencia del fuego al mínimo, sacamos las guindillas de la sartén y añadimos la pasta de pimentón, tras lo cual debemos remover bien para que no se queme y a la vez se mezcle con el resto de ingredientes.
 
Inmediatamente después de haber puesto  el pimentón y de haberlo removido, añadimos los diez gramos de harina, tras lo cual volvemos a remover mientras lo sofreímos unos diez segundos, y entonces añadimos el caldo de carne y volvemos a remover.
 
Ahora ya, una vez hemos puesto todos los ingredientes y veamos que la salsa empieza a espesar, cosa que ocurre a los pocos segundos de añadir el caldo, vertemos todo la mezcla de la sartén a un bol y lo trituramos con una batidora, para que nuestra salsa quede uniforme en textura y sabor, y ya está, ya tenemos nuestra salsa brava casera.
 
Esta salsa se puede tomar tanto caliente como fría, aunque personalmente creo que le queda mejor caliente, pero eso es algo ya tendréis que probar vosotros y decidme como la preferís, al final de este articulo os dejare un enlace sobre una receta que creo que os será de interés,  en fin, espero que os haya gustado la receta y os haya servido de ayuda, espero vuestros comentarios, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.

 

Patatas Bravas con Ajo-aceite (Alioli)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar