• banner-cocina.jpg

5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Hace años, tuve una compañera de clase que era vegetariana y a la que le gustaba aprender a realizar platos veganos o vegetarianos ya que era muy aficionada a la cocina, y también es su búsqueda de platos que fueran aptos con su forma de pensar y que además estuvieran buenos y fueran algo más elaborados, y es que la comida vegetariana y vegana no son solo ensaladas, sino que puede dar mucho de sí.

Humus Falafel


Y mi compañera desde luego aprendió y nos mostró unas cuantas recetas que había aprendido a hacer, de hecho esta receta la aprendí de ella hace ya varios años, cuando en la celebración de Noche Vieja realizo unos platos especiales para el día de noche vieja, entre los que se encontraba este, la verdad es que aunque a simple vista no tiene ni un nombre, ni una vistosidad que te atraigan desesperadamente a probarlo, es una receta que está bastante buena, sobre todo si lo juntamos con la salsa de soja que tanto se usa en la comida china y japonesa.

Esta receta acepta varias modificaciones, yo por ejemplo lo he aromatizado con perejil y albahaca, pero vosotros podéis usar otras hierbas o verduras para aromatizarlo, eso va a gustos y cada uno debe ir probando hasta dar con el que más le atraiga, aunque para la primera vez os aconsejo seguir mi receta y a partir de ahí ya avanzar sino quedáis del todo satisfechos, dicha receta os la dejo justo a continuación, así que si queréis aprender a hacerla no dejéis de leer.

Ingredientes para hacer Albóndigas de humus o garbanzos con salsa de soja (Receta vegana):

  • 1 Bote de garbanzos cocidos
  • Una ramita de perejil
  • Un poco de albahaca
  • 4 Cucharadas soperas de harina
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Pasos para hacer Albóndigas de humus o garbanzos con salsa de soja (Receta vegana):

Primero, en un mortero o con una batidora, machacamos los garbanzos junto con el líquido con el que vienen hasta conseguir una pasta uniforme, la cual os será más fácil conseguir crear con el mortero terminando de moler los pequeños trozos que queden con un tenedor, una vez conseguida la pasta de garbanzos, también llamada humus, ponemos esa pasta en un bol.
 
Ahora picamos el perejil y la albahaca, y la echamos en el bol junto a la pasta de los garbanzos, y volvemos a remover hasta que esté bien mezclado.
 
Acto seguido vertemos en el bol, la harina, la sal y la pimienta, y lo removemos todo muy bien hasta que la pasta se vuelva uniforme.
 
Como la pasta se habrá quedado un poco liquida, añadimos harina, y la mezclamos bien, hasta que veamos que tenemos una pasta densa, que podamos manejar.
 
Ahora con una cuchara cogemos un poco de pasta y lo ponemos en la freidora hasta que estén bien hechas.
 
Una vez hechas se ponen en un plato, y se sirve junto a un pequeño recipiente que esté lleno de salsa de soja, en la cual mojaremos un poco estas albóndigas antes de comérnoslas.

En fin, hasta aquí esta maravillosa receta vegana que me enseño mi compañera hace unos años, espero que os haya gustado, si habéis probado a hacerla de esta u otra forma, no dudéis en comentar vuestra experiencia i o modificaciones a través de un comentario. A continuación os voy a dejar unos enlaces que creo pueden ser de vuestro interés, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.

Albóndigas caseras en salsa (Receta familiar)

Salteado de verduras: Calabacín con patatas y cebolla

Salteado de verduras: Pimientos con zanahoria, cebolla y coliflor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar