5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Una de las tapas que más me han gustado siempre, y que más se suelen hacer en mi casa en fechas señaladas como navidad, son las famosas gambas al ajillo, un manjar de gran sabor y muy bajo en calorías, que se sirve en cualquier bar o restaurante Español, sobre todo si es en la costa, ya que no solo es un plato famosos en España, sino que también es un plato muy demandado por los turistas de otros países.

Gambas Al Ajillo
Esta tapa es de un coste más elevado que la mayoría de las que se suelen hacer, ya que las gambas son un producto muy preciado por su sabor, pero también temido por su alto precio, pero bueno, este es uno de esos platos que aun así vale la pena hacer al menos una vez cada cierto tiempo, como un caprichito, que nunca viene mal darnos uno de vez en cuando.

Pero, por si no os viene bien gastaros ese dinero, también podemos hacer la receta en versión bajo coste, y en vez de comprar las gambas frescas, utilizar gambas congeladas, que si bien no es lo mismo, siguen estando muy buenas, en cualquiera de los dos casos sigue siendo una fantástica receta debido a su sabor y sencillez.

Este plato es típico, como no podía ser de otra forma, de una zona pesquera localizada en el País Vasco, su tiempo  de realización es bastante bajo, apenas son 10 minutos, y los resultados son buenísimos, pero eso es algo que tendréis que evaluar vosotros, y para que lo podáis hacer, a continuación os dejo con mi receta.

Ingredientes para  hacer gambas al ajillo para 4 personas:

  • 500 Gramos de gambas peladas
  • 6 Ajos pelados
  • Un poco de perejil fresco
  • Dos cucharaditas de café de pimentón
  • Dos cucharaditas de café de agua
  • Sal y aceite de oliva virgen extra

   
Pasos para  hacer gambas al ajillo para 4 personas:
 
Primero, cogemos una sartén le ponemos un poco de aceite de oliva y lo ponemos a calentar.
 
Después, mientras se calienta el aceite, pelamos los ajos, las cortamos en pequeñas rebanadas y picamos el perejil.
 
Luego, cuando el aceite este caliente, añadimos el ajo, lo dejamos sofreír hasta que empiece a dorarse y añadimos las gambas (si las vais a usar congeladas, las tendréis que haber descongelado antes), el perejil y la sal, tras lo cual lo removemos todo bien para que se mezcle todo y no se queme, si habéis usado gambas congeladas estas soltaran agua al sofreírlas, por lo que deberemos esperar hasta que el agua se haya consumido para saber que estas están hechas.

Cuando veamos que las gambas están casi hechas, en un vaso o bol mezclamos la cucharada de pimentón con la cucharada de agua y hacemos una pasta (da igual si queda un poco liquida), y la añadimos a la sartén junto al resto de ingredientes, mezclar el pimentón con un poco de agua antes de ponerlo en la sartén evitara que se queme el pimentón y echemos a perder el plato.

Y para finalizar, dejamos freír durante un par minutos, hasta que veamos que las gambas están hechas, lo que es fácil de ver por qué pasan de medio transparentes a blancas, o en el caso de las congeladas porque se habrá consumido el caldo y solo quedara el aceite. Una vez están hechas, ya solo quedar retirar y servir antes de que se enfríen.
 
Espero que os haya gustado la receta, si la habéis probado y queréis comentar vuestra experiencia o tenéis alguna duda, no dudéis en compartirla a través de un comentario, el cual responderé en cuanto lo lea. Si ya conocíais esta receta y sabéis de algún toque personal que le quede bien o simplemente las hacéis de otra forma, os agradecería que lo escribierais también en un comentario, a continuación os dejare también un enlace a otras recetas de tapas típicas españolas, en fin, hasta aquí la receta de cocina de hoy, gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.
 

Sepia a la Plancha con Salsa Verde

Morro de Cerdo Frito

Patatas Bravas con ajo-aceite (Alioli)


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar