• banner-cocina.jpg

Hace mucho tiempo escribí un artículo muy parecido a este, donde os contestaba a la pregunta de si el arroz se podía congelar o no y cuáles eran los beneficios y las contras de hacer tal acción, debido al éxito de dicho artículo me he animado a escribir este, el cual os voy a explicar si podemos congelar otro de los productos más utilizados en casa debido a su bajo costo, gran sabor y multitud de formas posibles de preparar.


Como evidentemente ya sabéis por el título, estamos hablando de la pasta, un producto utilizado sobre todo en los platos de la gastronomía italiana, la cual es tan conocida en todo el mundo, debido a su gran sabor, a lo nutritiva que es, lo sana que es y lo sencilla que es de preparar, por eso es tan sumamente comprensible que se haya internacionalizado con tanta fama este maravilloso producto.

Y con su fama e internacionalización, a mucha gente de todo el mundo se le habrá pasado por la cabeza, si la pasta se puede congelar o no, ya que muchas veces hacemos comida de más para tener para otros días sin tener que cocinar dos veces, o simplemente hemos medido mal y nos ha sobrado un poco de ese delicioso plato de pasta que hemos preparado, es precisamente para resolver esa duda por lo que he decidido escribir este artículo, para explicaros si se puede congelar, y cuáles son sus pros y contras a la hora de hacerlo.

¿Se puede congelar la pasta cocina o un plato preparado con pasta?

Hay dos tipos de respuesta para dicha pregunta, de las cuales si tuviera que dar una respuesta rápida sobre la pregunta que trata este artículo, la respuesta seria si, la pasta si se puede congelar, tanto recién hervida como con salsas y carnes que hayáis podido preparar como acompañamiento.
 
Pero como todo en esta vida, congelar la pasta tiene sus pros y contras, además de que no es lo mismo congelar unos macarrones que una lasaña, aunque en ambos casos se trate de congelar pasta, pues congelar una lasaña o unos canelones no cambiara casi nada su textura ni sabor (siempre que los hagamos caseros, ya que los que venden precocinados no tienen ni punto de comparación...), mientras que unos macarrones congelados si cambiaran en algo su textura.
 
Dicho esto, en mi opinión el cambio de textura es aceptable y por tanto si prefiero congelar la pasta, el pro de esto es el hecho de no tirar comida, algo que nunca me ha parecido bien, sin embargo el contra es una pérdida de calidad del plato preparado, sobre todo si se calienta en un microondas, algo que desaconsejo completamente, siempre que recalentéis algo que como mínimo sea en una sartén o cazuela.


Así que la próxima vez que hagáis pasta de mas, ya sabéis, podéis congelarla sin ningún tipo de problemas, aunque si se trata por ejemplo de una sopa o pasta, os recomendaría congelar por separado el caldo de la pasta, ya que sino sí que se estropea bastante la textura de la pasta, aunque en ambos casos sus propiedades y sabor se mantienen bastante intactos, aunque claro nunca será lo mismo que recién hechos.

Es más, sin os fijáis en los supermercados podréis encontrar que ya venden bolsas de pasta hecha y congelada, como en Mercadora, que en su sección de congelados tienen una bolsa de espirales de pasta congelados, personalmente no los he comprado, pero si los vende una gran superficie es porque el producto tiene su éxito y se vende.
 
En fin, espero que este articulo os haya sido de ayuda, que me contéis vuestra opinión a través de un comentario y de que compartáis el articulo a través de redes sociales copiando y pegando un enlace a esta web, sobre todo por Google +, a continuación os dejo unos enlaces por si os interesaran también, gracias por vuestra visita y espero que volváis pronto.

¿Se puede congelar el arroz? Seco, meloso, caldoso

¿La pasta engorda? Beneficios y contraindicaciones

Diferencias entre guiso, estofado y cocido

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar