3.5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.50 (3 Votes)

Hay muchos dulces típicos que han traspasado fronteras, algunos lo han hecho por su vistosidad, otras por sabor, y otras por su utilidad o las 3 cosas juntas a la vez. Uno de esos casos es sin duda la del famoso dulce llamado merengue, un dulce que se puede encontrar en cualquier pastelería de barrio, en prácticamente cualquier parte del mundo, y es que este es un dulce muy preciado en la actualidad, pero del que pocas veces nos preguntamos sobre cuál es su elaboración, y de cómo se consigue por tanto hacer este magnífico dulce. O al menos eso es lo que me había sucedido a mí, hasta que por unos motivos que a continuación os contare, dicha situación cambió radicalmente.

 


El otro día, cuando estaba haciendo unas natillas caseras, me sobraron las claras de los huevos con las que se hace dicha receta, y no quería desperdiciarlos, así que pensé en tirar de la cocina casera de aprovechamiento que tanto defiendo siempre y me puse a pensar en qué hacer con ellas, y pronto llegué a la conclusión más lógica, hacer un merengue. El merengue es un dulce hecho a base de claras de huevo y azúcar, muy sencillo de hacer y muy sabroso y se realiza correctamente, por lo que de las sobras de las natillas que realice y un poco de azúcar podía sacar otro postre muy sabroso y en cantidad, y es que con muy poca cantidad de claras y azúcar sale bastante merengue, así que me puse a buscar una receta de merengue.

Es entonces cuando descubrí que existen 3 tipos distintos de merengue, según el país en el que se originó, y también descubrí la gran confusión que hay entre unos tipos de merengue y otros, por lo que decidí ponerme a estudiar y a preparar merengues hasta dar con las recetas adecuadas para poder compartirlas con vosotros, así como describiros cuales son las diferencias existentes entre los distintos tipos de merengue, los cuales son el merengue italiano, francés y suizo, cuyas diferencias residen entre otras variables en su modo de preparación y para que usos se haga.

Por lo que justo a continuación, os he escrito toda la información que he podido recopilar, y os la voy a explicar para que también vosotros sepáis la diferencia entre estos 3 tipos de merengue (italiano, francés y suizo), para que así no tengáis dudas de que tipo de merengue es el que más os interesa hacer, o el merengue que normalmente habéis probado, así como sino los conocíais saber cuáles son para probarlos, así que si queréis saber las diferencias no dejéis de leer, pues os las dejo justo a continuación.


Diferencias entre el Merengue italiano, francés y suizo:

Merengue italiano: Como su propio nombre indica, esta versión del merengue proviene de Italia y se prepara con azúcar y clara de huevo, su diferencia con los otros merengues consiste en que es la versión del merengue más complicada de las 3, ya que para prepararlo hay que hacer un almíbar muy denso que hay que verter poco a poco en las claras montadas a punto de nieve mientras se baten dichas claras. Lo que le concede una vez montado una consistencia bastante elevada. Son perfectos para decorar tartas o comérselos tal cual con una cuchara.

Merengue francés: De dificultad intermedia, es el merengue más conocido y vendido en las tiendas, debido a que se conserva mejor y durante más tiempo que sus dos hermanos, este merengue una vez montado se hornea a baja temperatura durante un periodo de tiempo bastante alto, consiguiendo así un merengue con una capa crujiente, y según el tiempo de horneado también pueden estar jugosos por dentro, es el único merengue que si no se hornea pronto se desmontara.

Se dice que eran el dulce preferido de la reina María Antonieta de Francia y que hasta los preparaba con sus propias manos. Es perfecto para comerse solo como si fueran unas galletas rellenas o normales.

Merengue suizo: Es el merengue más sencillo de los 3 y se obtiene al mezclar y batir las claras de huevo y el azúcar al baño maría, consiguiendo una temperatura de unos 60 grados centígrados, siendo perfectos para decorar tartas o comérselos tal cual con una cuchara.

Como veis las diferencias entre unos merengues y otros, son básicamente su método de elaboración, ya que usan los mismos ingredientes, también se los puede aromatizar con vainilla, canela u otros frutos, aunque los originales no lo llevan, como el merengue japonés, que es una versión de nuevo cuño al que se le añaden frutos secos molidos.

En fin, espero haberos aclarado las dudas que tuvierais sobre los distintos tipos de merengue, si tenéis cualquier otra duda sobre sus diferencias, o simplemente queréis conta vuestra opinión o ampliar información, no dudéis en hacerlo a través de un comentario, que yo os contestare en cuento lo lea. A continuación, os dejare las 3 recetas que existen de estos merengues para que los hagáis en vuestra propia casa si os apetece, ya que, seguro que después de tanto leer sobre merengues tendréis el antojo de comeros uno, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis a visitarme muy pronto.

 

Receta del Merengue Suizo (Postre típico en Suecia)

Receta de Merengue Italiano (Postre típico de Italia)

Receta del Merengue Francés (Postre típico en Francia)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar